Novedades

Minería solo con la venia de los intendentes de la meseta

Como todos sabemos, en la pulseada legislativa para cambiar la ley actual por una que habilite la minería (proyecto de zonificación impulsado por el gobierno nacional) es clave el rol de los jefes comunales de la Meseta que están, de hecho, interesados en que esto avance mientras que, por otro lado, se gesta el proyecto de una consulta popular en toda la provinicia. Una de las preguntas que surgen es por qué, si el proyecto afecta solo a la Meseta, otras zonas de la provincia pretenden arrogarse el derecho a decidir también.

Semanas atrás estuvo en la provincia la secretaria de Minería de la Nación, Carolina Sánchez, para presidir jornadas de diálogo para el desarrollo productivo de la región. La funcionaria aclaró que “la aprobación de una modificación de una ley de prohibición es jurisdicción provincial. Desde Nación venimos a comentar la experiencia del país, lo que pasa en las provincias donde hay minería. Lo que pasa en otros países del mundo para aportar al debate. Porque si hay ley de prohibición, no se permitiría la minería. Es una decisión de los legisladores provinciales y del Estado provincial”.

Por su parte, el gobernador Mariano Arcioni aclaró que “la minería no ocurre por la decisión o no de un gobernador. Ocurre por una comunidad que está preparada para el desarrollo y está dispuesta a integrar la minería en el desarrollo y genere un marco jurídico que atraiga inversiones. Inversiones fuertes de capitales trasnacionales y lo que hacen es evaluar los proyectos en todas partes. Consideran el marco jurídico y la seguridad jurídica de un Estado provincial. Debe decidir si como Chile integra a la minería como factor de desarrollo y generar el marco normativo para el control de los proyectos. Porque el Estado está obligado a dar garantías a la sociedad de que no se va a alterar la calidad del ambiente en el que se vive ni va a tener efectos negativos sobre la comunidad. La minería no ocurre con Estado ausente, necesita un Estado presente. Pero todo está maduración es colectiva. De los habitantes locales, los intendentes que juegan un rol fundamental”.

Insistió: “Uno de los principios del desarrollo sustentable es la subsidiaridad, que las decisiones en materia ambiental y desarrollo deben tomarse lo más cerca posible de las comunidades afectadas o beneficiadas. La voz local, de los intendentes de la meseta es muy importante en este proceso para integrar la minería como factor de desarrollo. No es lo único que puede ocurrir en la meseta, puede traccionar otros proyectos productivos”.

Consultada por si existe la licencia social para avanzar con un proyecto de zonificación, la funcionaria respondió: “Más que licencia social, me gusta hablar de la participación social en el desarrollo. A la minería no hay que darle una licencia, creo que a la minería hay que integrarla al interés para desarrollar la región. La comunidad en la meseta yo creo que está muy preparada para aceptar a la minería como un importante factor de desarrollo. Hay mucha gente en la meseta que ve la minería como única alternativa posible de en pocos años cambiar la vida de la región”.

También “hay gente no está de acuerdo con la actividad y deberá ser informada, hay gente que tiene dudas del proceso, y esas preguntas pueden ser contestadas. Desde Nación acompañamos con información. La comunidad debe participar en el proceso, informarse. Queremos una comunidad integrada al proyecto para desarrollarse”.

La minería tiene un efecto directo y bastante fácil de medir con la empleabilidad. Tiene mano de obra bastante intensiva y hay que prepararla y conviene que sea local porque es gente adaptada al clima y conoce.

Por último, sobre los beneficios, Sánchez enumeró: “Hoy procesos indirectos como la extensión de obras de infraestructura, como provisión energética, la construcción de caminos, y llega a lugares donde por el momentos no existe y no está en planes públicos y esto repercute en toda la comunidad. Los que trabajan y los que no. Energía con las zonas rurales, acceso a servicios que a los que vivimos en las ciudades nos aparece obvio. En esta provincia nunca la gente accede. Y lo demás un ejército de proveedores de bienes y servicios que se necesitan”.

Por otro lado, “hay todo un progreso tecnológico que hace que la minería sea cada vez más segura. Hay mecanismos de control, monitoreo o que hacen la actividad mucho más seguras que otras actividades. Estos servicios y bienes pueden ser previstos por pymes locales. Generar empleo indirecto y lo otro provisión de servicios a los trabajadores de la minería”.

Fuente: Delsurnoticias.com

Compartir
AdministradorMinería solo con la venia de los intendentes de la meseta